domingo, 20 de marzo de 2016

Reseña de Adagio en primavera, de Jane Kelder

Si hay algo que levanta pasiones, son las historias de siempre, las que nos hacen vibrar, pero con un giro de tuerca que también sorprenda. Un soplo de aire fresco que, como una ventana al abrirse, elimine el aire a menudo viciado por los clichés.

Portada de la novela
De eso trata esta novela, Adagio en primavera de Jane Kelder. La trama, al más puro estilo romántico victoriano, hará también las delicias de quienes adoran unas pinceladas de suspense y un reparto coral propio de las historias de Agatha Christie en las que cualquiera podía ser el culpable de un crimen que sacude los cimientos de un lugar aislado y pacífico. Y eso también nos encanta.


Imaginad el Cluedo, el popular juego de mesa que despertaba las ansias detectivescas del más timorato. ¿Lo tenéis? Pues ahora imaginad lo mismo en clave victoriana, en un pueblecito apartado de la campiña inglesa. Mayordomos, amas de llaves, médicos y criados son sustituidos por un elenco rural al más puro estilo británico: lores, nuevos ricos, funcionarios del gobierno y de la policía e incluso periodistas.

video
Booktrailer

Todo esto con el decoro, la corrección en el lenguaje y la compostura propios de este género; una dificultad añadida digna de mención y cuyos méritos recaen en la autora, pues no es fácil llevar de la mano a dos géneros que hasta ahora muchos podrían tomar por indisolubles. Pero es que también hila Jane Kelder una preciosa relación romántica (y dos, pero no quiero spoilear), así como historias de superación personal y familiar.


Como siempre, es digno de mención una vez más el buen hacer de la autora en materia de documentación histórica. Te transporta a la época gracias a la mención bien dosificada de efemérides reales, guiños a la situación económica (que en varias cosas recuerda a la actual), así como pinceladas de tipo artístico y cultural. No en vano, el título hace referencia a un tema que marca el ritmo de la narración como una melodía de fondo: la música. Y esto también es un valor añadido para quienes adoren ese mundo.


En resumidas cuentas, creo que es un acierto y una apuesta valiente haber fusionado estos dos géneros en forma de una historia amena y preciosa. Os encantará inmiscuiros en el misterio de Horston y sus moradores. Que nadie tema un stacatto de crímenes dividido por compases de silencios tensos y miradas acusadoras; la trama, de índole sobre todo romántica y costumbrista, se desarrolla con la dulzura y el ritmo pausado de los adagios.

Bali Rosenqvist